La oficina se humaniza con espacios pensados para los empleados

El mundo del diseño está en permanente contacto con el mundo de la empresa para entender sus objetivos y sus necesidades en pleno siglo XXI. En un mundo competitivo todos sabemos que la productividad de cada empleado se consigue no únicamente por el talento que éste pueda poseer y el tiempo que dedique a su trabajo, sino también por lo feliz que éste pueda ser en un entorno u otro de trabajo. Este descubrimiento ha conducido a los expertos del diseño y de la configuración de los espacios interiores de una oficina e reinventarlas para que se adapten mejor a las nuevas necesidades.La nueva jerarquización de las empresas se caracteriza por ser plana, olvidando por completo aquellas estructuras enquistadas y poco flexibles del pasado que se caracterizaban por ser piramidales. Ante este nuevo modelo, el entorno necesita ser modificado para que la creatividad por medio del intercambio del talento entre empleados sea una realidad. Es por ello que lo que impera en las nuevas construcciones y en los nuevos diseños de oficinas es lo que ha venido a denominarse la humanización de la oficina, un concepto que encaja perfectamente con los criterios del presente siglo y de la empresa actual.

¿Qué entendemos por humanización de la oficina?

No existe una definición concreta para este concepto, pero sí podemos intentar explicar en qué consiste. En líneas amplias y generales, cuando decimos que una oficina se humaniza estamos diciendo que ha adquirido una serie de características orientadas, entre otras muchas cosas, a la comunicación sin obstáculos de los empleados. Desaparecen los espacios de uno para pasar a ser de todos. Esta concepción exige modificar la distribución del espacio de la oficina. Una de las primeras consecuencias puede ser el uso extendido de lo que se conoce como el "desk.sharing", o lo que es lo mismo, escritorios compartidos. La movilidad es un factor importante y por ello desaparece el espacio nominativo para pasar a ser de grupo. Uno llega a la oficina y le asignan un puesto, un lugar que no será, con casi toda seguridad, el mismo al día siguiente. La oficina y el empleado se adaptan encajando cada pieza del puzzle en un entorno abierto y sin paredes.Otro aspecto destacable se centra en el intento de fomentar las relaciones laborales entre los empleados, la búsqueda del intercambio de información y de conocimiento estimula la creatividad, aparecen las ideas y se consolida el trabajo en equipo, algo fundamental en los tiempos que corren. Siempre se ha dicho eso de "dos cabezas piensan mejor que una", una máxima aplicable en la empresa de la nueva era. Para que así sea, se habilitan nuevos espacios comunes, siempre abiertos, aunque aparecen salas de comunicación o como algunos denominan, "salas informales" en donde los trabajadores pueden sentarse y compartir todo aquello que se considere oportuno en virtud de los intereses de la empresa, pero en un entorno cómodo, ameno y estéticamente agradable. Los tonos pastel en paredes, colores relajantes y que ayudan a la concentración, pueden ser combinados con pequeños detalles de colores vivos en las lámparas u otros objetos que estimulen la fuerza y la vitalidad que la empresa desea de sus trabajadores.

Los resultados para las empresas

El diseño en la oficina, ahora ya sí, contribuye a mejorar los resultados de explotación de la compañía. El motivo es bien sencillo, todo el diseño está pensado para fomentar la motivación de los trabajadores ayudándolos desde la raíz a mejorar su motivación en base a algo que es innato en cada uno de ellos, su naturaleza. Por este motivo hablamos de la humanización de la oficina. Además, otro aspecto remarcable es la optimización de los recursos, al crear espacios compartidos, la superficie requerida es menor pudiendo albergar al mismo número de trabajadores en un espacio más pequeño y eso tiene un impacto agradable en los coste de explotación de la actividad empresarial.El diseño de oficinas es ya un factor de éxito para las empresas.

Asesoramiento y presupuestos

Haga su consulta y nos pondremos en contacto lo antes posible

Clausula de tratamiento de datos personales

Responsable: ESPACIOS DE OFICINA S.L. CIF: B 86657764Calle estanque, 5 nave 16 Polígono Industrial la Fontana 28942 Fuenlabrada, Madrid. Teléfono: +34 91 187 86 25 Correo electrónico: [email protected] En ESPACIOS DE OFICINA tratamos la información que nos facilita con el fin atender la consulta realizada, gestionar la lista de suscripciones y enviar e-mails informativos con consejos de marketing y productividad. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en ESPACIOS DE OFICINA estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Más información aquí.