¿Cómo convertir una vivienda en un local comercial?

Muchos emprendedores que cuentan con una vivienda en propiedad, muchas veces se plantean la opción de convertirla en un local comercial para montar un negocio o aprovechar parte del espacio para montar su negocio y dejar el resto como vivienda. Ya sea por su buena ubicación o porque se trata de un bajo que puede adaptarse con facilidad.

La cuestión es que antes de plantear el cambio, es necesario indicar que vivir dentro de un local comercial es ilegal. Por eso, si quieres tener una vivienda dividida en dos espacios, tienes que tener en cuenta que no es posibles empadronarse en aquellos locales que no cuentan con cédula de habitabilidad, incluso aunque vivas en él. Además, es mucho más complicado dar de alta los suministros de luz, agua o gas cuando no se cuenta con el certificado de alta de la actividad en el comercio. Pero sí que puedes dividir tu vivienda en dos espacios para montar en una zona determinada un local comercial.

Requisitos para convertir una vivienda en un local comercial

Si estás pensando en convertir una vivienda en un local comercial, lo primero que debes hacer es contactar con un administrador de fincas o con un arquitecto para llevar a cabo un estudio de viabilidad, ya que el nuevo uso de la vivienda solamente es posible si se cumplen las normativas urbanísticas. Puede que tu edificio no permita este tipo de cambios o que en el barrio se haya prohibido la creación de locales comerciales. El Plan General de Urbanismo establece este tipo de requisitos. Además, únicamente podemos usar nuestra casa como local comercial si se encuentra inscrita en el registro de la propiedad

Una vez que tengas la confirmación del Ayuntamiento, podrás legalizar la nueva actividad que se va a llevar a cabo en la vivienda. Dependiendo de la actividad, debes cumplir con todos los requisitos necesarios para adaptar la vivienda, incluyendo Órdenes, Decretos, Reales Decretos y Leyes que gestionen la actividad económica.

Por esta razón, es recomendable consultar con un abogado que pueda asesorarte sobre la normativa que regula el nuevo uso de los espacios de tu establecimiento. En función del tipo de negocio, puede que no tengas que esperar a regular la actividad para poder empezar a ejercerla, pero es importante que te informe correctamente para no cometer ningún error que pueda acarrearte una grave sanción.

Una vez que hayas estudiado la legislación que rige tu vivienda, llega el momento de darse de alta en el IAE (Impuesto de las Actividades Económicas) y en la Seguridad Social. Lo más recomendable es ponerse en manos de un gestor que tramite todo el papeleo para evitar problemas.

¿Puedo montar un negocio en mi casa sin perder la condición de vivienda?

Si solamente necesitas unos metros de la vivienda para tu local comercial y quieres seguir viviendo en ella, el Código Técnico de Edificación indica las condiciones de accesibilidad mínimas para la vida. Debes contar con una cantidad definida de metros cuadrados, una altura y unos sistemas de iluminación y ventilación adecuados para poder disponer de una vivienda. La ley establece que un hogar nunca puede tener menos de 25 metros cuadrados. Pero además, debes gestionar correctamente estas condiciones a la hora de dividir la casa en dos para que puedas disponer de un local.

Por otro lado, debes saber que la falta de iluminación impediría también dividir la actividad. La nueva zona que vas a destinar a tu negocio tiene que contar con las mismas condiciones de salubridad que la antigua vivienda en su conjunto, lo que significa que debe disponer de ventilación e iluminación natural. En cuanto a la altura del techo y los metros cuadrados de la superficie, están regulados por la CTE.

Por último, tienes que tener en cuenta que los Estatutos de la Comunidad de Propietarios rigen el funcionamiento de las viviendas de la finca. Puede que en ellos se recoja la prohibición de llevar a cabo la actividad comercial. En este caso, no es posible realizar ningún cambio a menos que la comunidad vote cambiar esta cláusula por unanimidad. Si no se prohíbe en los Estatutos, puedes llevar a cabo la actividad siempre y cuando no afecte a los vecinos, ni cause problemas de ruidos o salubridad. En cualquier caso, el permiso de la comunidad es fundamental para disfrutar de tu negocio sin impedimentos y evitar conflictos y denuncias en el futuro.

Asesoramiento y presupuestos

Haga su consulta y nos pondremos en contacto lo antes posible

Clausula de tratamiento de datos personales

Responsable: ESPACIOS DE OFICINA S.L. CIF: B 86657764Calle estanque, 5 nave 16 Polígono Industrial la Fontana 28942 Fuenlabrada, Madrid. Teléfono: +34 91 187 86 25 Correo electrónico: [email protected] En ESPACIOS DE OFICINA tratamos la información que nos facilita con el fin atender la consulta realizada, gestionar la lista de suscripciones y enviar e-mails informativos con consejos de marketing y productividad. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en ESPACIOS DE OFICINA estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Más información aquí.