¿Cuál es la temperatura ideal para una oficina en verano?

Junto al ruido y la iluminación, la temperatura de la oficina influye en el nivel de confort ambiental de los empleados. Enmarcada dentro del terreno de la ergonomía en la prevención de riesgos laborales. La cuestión es que cada año cuando llega el verano, suelen surgir ciertos conflictos derivados de la deficiente configuración de la climatización de la empresa. Pocas veces todos los trabajadores están a gusto con la temperatura de la oficina, a lo que debemos sumar los dolores de cabeza, el malestar y los catarros que pueden generarse a raíz de ellos, haciendo que la situación se vuelva insostenible en muchas ocasiones.

Según el INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo), podemos hablar de confort térmico cuando las personas no sienten ni frío ni calor, existiendo una temperatura favorable para desarrollar sus actividades. Se recomienda no generar estrés térmico poniendo la calefacción o el aire acondicionado a una temperatura demasiado fuerte. De lo contrario, pueden generarse alteraciones del sistema vascular, desmayos, mareos y temblores, etc.

El problema es que la sensación térmica de cada trabajador es subjetiva, por lo que es prácticamente imposible conseguir el bienestar térmico total. Por eso, lo que debe intentarse al menos es alcanzar el mayor grado de comodidad, con un margen de error de personas insatisfechas de entre el 5% y el 10%.

Temperatura en la oficina

El INSHT recomienda una temperatura de entre 23 y 26 grados en verano y de entre 20 y 24 grados en invierno, con el objetivo de reducir en la medida de lo posible la insatisfacción de los empleados. Temperaturas adecuadas siempre que los trabajadores vayan vestidos con ropa de algodón, zapatos, calcetines y ropa interior normal.

No obstante, el INSHT no es el único organismo que ha fijado la temperatura recomendable para la oficina. El Real Decreto 107/2007 aprobó que los valores manejados por el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios) eran los que mejor encajaban con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Estos valores son de entre 23 y 25 grados en verano y de 21 y 23 grados en invierno.

Nivel de humedad en la oficina

En cuanto a la humedad, el INSHT aconseja que se sitúe entre el 30% y el 70%. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los aparatos de aire acondicionado resecan el ambiente, favoreciendo la aparición de electricidad estática. En estos casos, el grado de humedad no debería ser inferior al 50%.

Según el RITE, el nivel de humedad óptimo para la oficina debe ser de entre el 45% y el 60% en verano y de entre el 40% y el 50% en invierno. 

Velocidad del aire

La velocidad del aire es uno de los factores que menos se tienen en cuenta pero que también influyen notablemente en la sensación térmica de los empleados de una oficina. Según el INSHT debería ser inferior a 0,1 metros por segundo. Por su parte, el RITE establece que lo ideal es que sea menor a 0,2 metros por segundo.

El INSHT marca las buenas prácticas en lo que respecta a la temperatura de la oficina, pero hay que decir que los valores del RITE están avalados por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. En cualquier caso, aunque ambos organismos fijen distintos valores, es importante mantenerse siempre en el umbral aceptado por ambos organismos.

Asesoramiento y presupuestos

Haga su consulta y nos pondremos en contacto lo antes posible

Clausula de tratamiento de datos personales

Responsable: ESPACIOS DE OFICINA S.L. CIF: B 86657764Calle estanque, 5 nave 16 Polígono Industrial la Fontana 28942 Fuenlabrada, Madrid. Teléfono: +34 91 187 86 25 Correo electrónico: [email protected] En ESPACIOS DE OFICINA tratamos la información que nos facilita con el fin atender la consulta realizada, gestionar la lista de suscripciones y enviar e-mails informativos con consejos de marketing y productividad. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en ESPACIOS DE OFICINA estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Más información aquí.